Las bolsas, quistes y lesiones como quistes de la rodilla, quiste articulación de la rodilla.

Las bolsas, quistes y lesiones como quistes de la rodilla, quiste articulación de la rodilla.

galería de imágenes

Las bolsas

En general, un funciones bursa para reducir la fricción entre dos estructuras, al menos uno de los cuales se está moviendo con respecto al otro. Las bolsas se puede dividir en dos tipos, anatómica y la adventicia. bursa anatómicas son verdaderos sacos forrados sinoviales que pueden estar llena de fluido y situado en posiciones esperadas cerca de la articulación. Por el contrario, las bursas adventicia no están alineados sinovial y pueden ocurrir fuera de la articulación.

Las bolsas normales

Las bolsas anterior

Las bolsas medial

El gastrocnemio medial (MG) bursa se encuentra entre la cabeza medial del gastrocnemio y la cápsula articular (Fig. 6). 5 El ligamento colateral (MCL) bursa medial está íntimamente relacionado con el MCL (Fig. 7). 4,6

El semimembranoso-tibial del ligamento colateral (SMTCL) bursa se encuentra entre el tendón del semimembranoso y la parte posteroinferior profunda del ligamento medial complejo de garantía (Fig. 8). 1 La pata de ganso pes consta de los tendones unidos del recto interno, sartorio, semitendinoso y tendones. La bolsa de la pata de ganso reside en, y distal a la altura de la articulación, situado entre el ligamento colateral medial y las pata de ganso (Fig. 9). 4 anserina bursitis resultados producto de sobrecarga, comúnmente en los corredores

Las bolsas laterales

La bursa iliotibial se encuentra profunda distal a la proximal de la banda iliotibial a su inserción tibial (Fig. 10) y puede distenderse en la fricción de la banda iliotibial síndrome. 2 bursitis de la banda iliotibial o el síndrome de la cintilla iliotibial es una lesión por sobreuso común en los corredores. La bursa del peroné se encuentra entre el ligamento colateral peroneo y el bíceps femoral distal del tendón (Fig. 11). 7 La bursa fibulopopliteal está contenido entre el ligamento colateral peroneo y el tendón poplíteo. La bursa poplítea se comunica con la articulación y por lo tanto puede ser denominado como el poplítea o rebaje subpopliteal (Fig. 12). 8 Esta bolsa se extiende entre el tendón poplíteo y el cóndilo femoral lateral y en algunos individuos se comunica con la bolsa fibulopopliteal. 9 El gastrocnemio lateral (LG) bursa está presente entre la cabeza lateral del gastrocnemio y cápsula articular (Fig. 13). La bursa gastrocnemio y bursas fibulopopliteal serán comúnmente distendido en una alteración interna crónica de la rodilla.

Las bolsas de la adventicia

En contraste con las bolsas anatómico descrito que residen en áreas anatómicas normales de la fricción, el cuerpo también puede producir bursas como resultado de la fricción entre una estructura anatómica normal y un punto de fricción patológica o iatrogénica. Algunos ejemplos incluyen las bursas adventicia producidos adyacente a un osteocondroma (Fig. 14) o hardware ortopédica.

QUISTES

Los quistes sinoviales

Los quistes sinoviales son yuxtarticulares acumulaciones de líquido que se distinguen de otras lesiones de fluidos yuxtaarticulares en que están alineados sinovial, una característica que normalmente se puede identificar en las imágenes de contraste de post como refuerzo periférico. Debido a su revestimiento sinovial, estos quistes están sujetos a procesos sinoviales, incluyendo hiperplasia sinovial (por ejemplo, artropatía inflamatoria), pigmentada sinovitis villonodular (SVP), y osteocondromatosis sinovial. Los tipos específicos de quistes sinoviales en la rodilla incluyen los quistes poplíteos y tibioperoneos. 1,10,11

Los quistes poplíteos (de Baker)

Los quistes proximales tibioperoneo

Estos quistes sinoviales surgen de cambios artríticos crónicos de la articulación tibioperonea proximal (Fig. 18). El tamaño y la localización del quiste determinarán la presentación clínica. tibioperoneos quistes pueden comprimir el nervio peroneo común o ampliar intra-epineurally y retrógrada a lo largo de las ramas intraarticulares, causando la neuropatía y la caída del pie. 13-15

Parameniscal y intrameniscal quistes

Similares a los quistes parameniscal, quistes intrameniscal pueden formar de un trauma o la degeneración en el menisco. Cuando el fluido permanece contenida dentro de la rotura de menisco o degenerado, que se conoce como un quiste intrameniscal. Un quiste intrameniscal puede ser visto como un pequeño foco quística de la señal de fluido a una lesión quística más grande con la ampliación focal del menisco (Fig. 20). Un desgarro horizontal adyacente puede ser demostrado en algunos casos. 16,18

Los quistes de ganglio intraarticulares

Los ganglios del ligamento cruzado

Ganglio de la almohadilla de grasa de Hoffa

La almohadilla de grasa infrarrotuliana es uno de los lugares más comunes para un ganglión que se produzca en la rodilla, lo que representa aproximadamente el 13% de todos los ganglios intra-articular (Fig. 22). 24-25 Ganglio dentro de la almohadilla de grasa infrarrotuliana más a menudo se encuentra adyacente al cuerno anterior del menisco lateral o ligamento intermeniscal transversal. Es importante identificar esta relación a fin de evitar la confusión de este ganglio con la formación de la adventicia bursa debido al pinzamiento de la almohadilla grasa de Hoffa. 24 Pequeñas ganglios son típicamente asintomática. Sin embargo, los ganglios más grandes dentro de la almohadilla de grasa infrarrotuliana pueden producir dolor anterior de la rodilla en extensión completa y producir ternura del tendón rotuliano. 21

Los quistes de ganglio extraarticulares

Al igual que en ganglios intra-articular, ganglios extra-articulares están bien definidos, homogénea, redondas o estructuras quísticas lobular demostrando baja T1 intermedio o intermedio y señal de alta T2. tabiques internos fino pueden estar presentes dando los ganglios su “racimo de uvas” multiloculada o ?? apariencia. 2 Ganglios son comunes a lo largo de las vainas tendinosas y adyacente a la cápsula de la articulación, pero rara vez tienen comunicación con la articulación subyacente. 1,2,22 ganglios de tejidos blandos, sin embargo, puede ocurrir en cualquier lugar dentro del tejido blando con una predilección por los lugares periarticulares (Fig. 23). 2

Los quistes intraóseos

Quiste subcondral o Geode

Los quistes de inserción intraósea y los ganglios

LESIONES seudoquística

Hay una variedad de lesiones como quistes que pueden ser similares a los quistes en función de la modalidad utilizada. Etiologías de estas lesiones incluyen vascular, traumática, infecciosa y neoplásica.

Vascular

Hematoma y absceso

El sarcoma sinovial

El sarcoma sinovial es un sarcoma de tejidos blandos primaria relativamente común. Estas lesiones son más frecuentes entre las edades de 15 y 30 años de edad y, a menudo presente como una ampliación de la masa dolorosa. 34 Los sarcomas sinoviales son vistos en la RM como masa homogénea no específica con la señal T1 isointenso al músculo esquelético y la señal T2 hiperintensa relación a la grasa subcutánea. Estas lesiones pueden ser multilocular y pueden tener diferentes grados de un componente quístico con o sin niveles de líquido-líquido (Fig. 30). 34 El sarcoma sinovial tendrá a menudo un componente de tejido blando que mejora de forma heterogénea. 34

Resumen

Para concluir, una variedad de la bursa, quistes y lesiones quísticas hay un total de la articulación de la rodilla, muchos de los cuales tienen lugares bastante característicos y funciones de imagen. El conocimiento de estas variantes y lesiones es esencial para el diagnóstico preciso y para evitar confundirlos con lesiones agresivas de tejidos blandos, incluyendo los sarcomas.

referencias

  1. Steiner E, Steinbach LS, Schnarkowski P, et al. Ganglios y quistes alrededor de las articulaciones. Radiol Clin North Am 1996; 34: 400-410.
  2. Janzen DL, Peterfy CZG, Forbes JR, et al. Las lesiones quísticas alrededor de la articulación de la rodilla: hallazgos en las imágenes de RM. AJR Am J Roentgenol 1994; 163: 155-161.
  3. LaPrade RF. La anatomía de la bolsa infrarrotuliana profunda de la rodilla. Am J Sports Med 1998; 26: 129-132.
  4. McCarthy CL, McNally EG. La aparición de las lesiones quísticas resonancia magnética alrededor de la rodilla. Skeletal Radiol 2004; 33: 187-209.
  5. Mayordomo MG, Fuchigami KD, Chako A. RMN de masas posterior de la rodilla. Skeletal Radiol 1996; 25: 309-317.
  6. De Maeseneer M, Shahabpur M, Vanderdood K, et al. La RMN de bursa medial del ligamento colateral: los resultados en los pacientes y los datos anatómicos derivados de cadáveres. AJR Am J Roentgenol 2001; 177: 911-917.
  7. LaPrade RF, Hamilton CD. Los peroné ligamento colateral-bíceps femoral bursa. Un estudio anatómico. Am J Sports Med 1997; 25: 439-443.
  8. Kaplan, PA. Capítulo 15: Rodilla. En: Kaplan, PA, D A, Helms CA, et al. RMN del sistema musculoesquelético, 1ª ed. Philadelphia: Saunders¬2001: 376-381.
  9. Burgener, FA. Capítulo 10: Rodilla. En: Burgener FA, Meyers SP, Tan BK, et al. El diagnóstico diferencial de Resonancia Magnética ImagingYou +1 en esto públicamente. Deshacer 1st ed. New York: Thieme; 2002: 390.
  10. Miller TT, Starson RB, Koenigsberg T, et al. RM de quistes de Baker: asociación con los trastornos internos, efusión y la artropatía degenerativa. Radiology 1996; 201: 247-250.
  11. Torreggiani WC, Ismail Al-K, Munk PL, et al. El espectro de formación de imágenes de panadero†™ s (poplítea) quistes. Clin Radiol 2002; 57: 681 -691.
  12. JR práctico. quistes poplíteos en adultos: una revisión. Semin Arthritis Rheum 2001; 31: 108-118.
  13. Damron TA, Roca MG. manifestaciones inusuales de tibioperoneos proximal quistes sinoviales articulares. Ortopedia 1997; 20: 225¬230.
  14. Spillane RM, Whitman GJ, Chew FS. Peroneal quiste de ganglio del nervio. AJR Am J Roentgenol 1996; 166: 682
  15. Chalian M, Soldatos T, Faridian-Aragh N, et al. La evaluación mediante RM de la lesión sinovial de trauma en el hombro. Emerg Radiol. 2011; 18: 395-402.
  16. Burk DL, Dalinka MK, Kanal E, et al. Los quistes meniscales y ganglionares de la rodilla: evaluación MR. AJR Am J Roentgenol 1988;
  17. 150: 331-336.
  18. Lektrakul N, Skaf A, Yeh LR, et al. Los quistes meniscales Pericruciate derivados de lágrimas del cuerno posterior del menisco medial: características de imagen de RM que simulan posteriores quistes ganglionares cruzado. AJR Am J Roentgenol 1999; 172: 1575¬1579.
  19. Tyson LL, Hijas TC, Ryu RKN, et al. aspecto en la RM de quistes meniscales. Skeletal Radiol 1995; 24: 421-424.
  20. Bui-Mansfield LT, Youngberg AR. ganglios intra-articular de la rodilla: prevalencia, la presentación, la etiología y gestión. AJR Am J Roentgenol 1997; 168: 123-127.
  21. Recht MP, Applegate G, Kaplan P, et al. El aspecto en la RM de quistes ganglionares cruzado: un informe de 16 casos. Skeletal Radiol 1994; 23: 597-600.
  22. Kang CN, Kim DW, Kim DJ, et al. quistes ganglionares intra-articulares de la rodilla. La artroscopia J Arthrosc Rel Surg 1999; 15: 373¬378
  23. Malghem J, Vande Berg aC, Lebon C, et al. Los quistes de ganglio de la rodilla: la comunicación articular revelados por retraso en la radiografía y la TC después de la artrografía. AJR Am J Roentgenol 1998; 170: 1579-1583.
  24. Kim MG, Kim BH, Choi JA, et al. quistes ganglionares intraarticular de la rodilla: rasgos clínicos y de imágenes de RM. Eur Radiol 2001; 11: 834-840.
  25. Un 2Chhabra, Subhawong los conocimientos tradicionales, Carrino JA. Un enfoque sistematizado resonancia magnética para evaluar la articulación patelofemoral. Skeletal Radiol 2011; 40: 375-87.
  26. Vahlensieck M, Linneborn G, Schild H, et al. Hoffa†™ s de receso: incidencia, la morfología y el diagnóstico diferencial de la forma globular hendidura en la almohadilla de grasa infrarrotuliana de la rodilla en la RM y disecciones de cadáveres. Eur Radiol 2002; 12: 90-93.
  27. Feldman M, Johnston A. intraósea ganglio. AJR Am J Roentgenol 1973; 182: 328-342.
  28. SJ Ostlere, Seeger LL, Eckardt JJ. quistes subcondrales de la tibia secundaria a artrosis de rodilla. Skeletal Radiol 1990¬
  29. 19: 287-289.
  30. McLaren DB, Buckwalter KA, Vahey TN. La prevalencia y la importancia de los cambios como quistes en los archivos adjuntos ligamento cruzado de la rodilla. Skeletal Radiol 1992; 21: 365-369.
  31. McCarthy EF, Matz S, Stiener GC, Dorfman HD. ganglio perióstica: una causa de la erosión del hueso cortical. Skeletal Radiol 1983; 10: 243-246.
  32. Mallado JM, Bencardino JT. lesión de Morel-Lavallee: revisión con énfasis en la RM. Magn Reson Imaging Clin N Am. 2005; 13: 775-782.
  33. Hak DJ, Olson SA, Matta JM. Diagnóstico y tratamiento de las lesiones internas cerradas degloving asociados con fracturas de pelvis y acetábulo: la lesión de Morel-Lavallee. J Trauma. 1997; 42: 1046-1051.
  34. Parra JA, MA Fernández, Encinas B, derrames Rico M. Morel-Lavallee en el muslo. Skeletal Radiol 1997; 26: 239-241.
  35. Tejwani SG, Cohen SB, Bradley JP. Gestión de Morel-Lavallee lesión de la rodilla veintisiete casos en la Liga Nacional de Fútbol. Am J Sports Med 2007; 35: 1162-1167.
  36. Murphy MD, Gibson MS, Jennings BT, et al. Obtención de imágenes de sarcoma sinovial con la correlación radiológica-patológica. RadioGraphics 2006: 26; 1543-1565.

Volver arriba

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...