Los malos efectos del alcohol, los malos efectos del consumo de alcohol potable.

Los malos efectos del alcohol, los malos efectos del consumo de alcohol potable.

Malos efectos de alcohol incluyen daños en el hígado, el corazón, el estómago y los intestinos, sistema reproductivo, el cerebro y la mente. Alcohol crea una efímera sensación de euforia, al mismo tiempo envenenamiento y dañar.

Efectos del alcohol en los sistemas del cuerpo

Hígado: consumo excesivo de alcohol a largo plazo puede conducir a daños en el hígado, por lo general grasos enfermedad hepática. El hígado metaboliza las proteínas, grasas e hidratos de carbono, produce la bilis, y neutraliza las toxinas en el cuerpo. Para neutralizar el alcohol, sus toxinas se convierten primero en acetaldehído y luego acetato en el hígado; durante este proceso, la grasa se acumula en las células hepáticas y empieza a poner en peligro su función. el consumo prolongado de alcohol puede causar hepatitis alcohólica (inflamación y la destrucción de las células del hígado), y luego la cirrosis – cambios irreversibles en el tejido hepático.

Corazón: Los efectos a corto plazo del alcohol en el corazón incluyen el aumento o irregular latido del corazón y la presión arterial. El consumo a largo plazo debilita el corazón y puede causar miocardiopatía alcohólica – una condición cuando el corazón no puede bombear sangre de manera eficiente y órganos del cuerpo signos de desnutrición y dañado. malos efectos a largo plazo del consumo de alcohol en el corazón incluyen un mayor riesgo de ataque al corazón.

Cerebro: Los primeros sorbos de alcohol hará que usted se sienta eufórico y relajado. A medida que seguir bebiendo, que comienza a afectar su juicio, la concentración, la reacción y la memoria. También puede bajar peligrosamente su sensibilidad al dolor.

Otra complicación grave es alcohólicas crisis epilépticas similar. En contraste con la epilepsia genuina, convulsiones alcohólicas sólo ocurren durante la retirada. Estos ataques pueden ser muy perjudicial para el cuerpo y el cerebro.

Mente: El alcohol es un depresor del sistema nervioso central (SNC) que pueden provocar que se sienta abajo. Otros efectos negativos del consumo de alcohol para la mente son la ansiedad, el estrés, inquietud, alteraciones del sueño, miedo, cambios de humor y agotamiento. Más tarde se puede llevar a cambios severos de la personalidad, tales como la agresión, una gama estrecha de los intereses, el egocentrismo y el comportamiento irresponsable.

El trastorno mental inducido por el alcohol más grave es el delirio alcohólico (delirium tremens – DT). Como regla general, el delirium tremens comienza con trastornos del sueño después de una retirada brusca. Los síntomas incluyen temblores, palpitaciones, sudoración, insomnio, inquietud, miedo abrumador, y alucinaciones visuales y auditivas vivos. El paciente pierde contacto con la realidad e incluso puede llegar a ser un peligro para ellos mismos y la sociedad.

Hacer cambios con alcohol

Con el fin de poner fin a estos malos efectos en usted, tiene que adquirir su copia del Abandona Curso de alcohol que ha sido especialmente diseñado para ayudar a dejar de beber o moderar el consumo de alcohol.

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...