neumonía bilateral en personas de edad avanzada

neumonía bilateral en personas de edad avanzada

Citar este artículo como: Kikawada, M. Iwamoto, T. & Takasaki, M. Drugs Aging (2005) 22: 115. doi: 10.2165 / 00002512-200522020-00003

Abstracto

La principal estrategia para el control de la aspiración y la infección pulmonar relacionada con la aspiración en los ancianos es para evitar la aspiración de bacterias patógenas junto con la orofaringe o contenido gástrico. Debido a que la neumonía por aspiración en los ancianos está relacionada con ciertos factores de riesgo, incluyendo la disfagia y la aspiración, medidas preventivas eficaces involucran diversos enfoques, como la terapia farmacológica, la capacitación para tragar, la gestión de la dieta, la higiene oral y posicionamiento.

referencias

Moine P, Vercken JB, Chevret S, et al. Severa neumonía adquirida en la comunidad: etiología, epidemiología y factores pronóstico. Grupo de Estudio francés de la neumonía extrahospitalaria en la Unidad de Cuidados Intensivos. Chest 1994; 105 (5): 1487-1495 PubMed

Torres A, Serra-Batlles J, Ferrer A, et al. Severa neumonía adquirida en la comunidad: epidemiología y factores pronósticos. Am Rev Respir Dis 1991; 144 (2): 312-8 PubMed

Marrie TJ. la neumonía en los ancianos adquirida en la comunidad. Clin Infect Dis 2000; 31 (4): 1066-1078 PubMed

Riquelme R, Torres A, El Ebiary M, et al. la neumonía en los ancianos adquirida en la comunidad: un análisis multivariado de factores de riesgo y de pronóstico. Am J Respir Crit Care Med 1996; 154 (5): 1450-5 PubMed

Marrie TJ. Epidemiología de la neumonía adquirida en la comunidad en los ancianos. Semin Respir Infect 1990; 5 (4): 260-8 PubMed

Rello J, Rodríguez R, Jubert P, et al. Severa neumonía adquirida en la comunidad en el anciano: epidemiología y pronóstico. Grupo de Estudio para la grave neumonía extrahospitalaria. Clin Infect Dis 1996; 23 (4): 723-8 PubMed

Kikuchi R Watabe N, Konno T, et al. Alta incidencia de aspiración silenciosa en pacientes ancianos con neumonía adquirida en la comunidad. Am J Respir Crit Care Med 1994; 150 (1): 251-3 PubMed

RL planta. Anatomía y fisiología de la deglución en adultos y geriatría. Otolaryngol Clin North Am 1998; 31 (3): 477-88 PubMed

Cocine IJ, Dodds W, Dantas R, et al. mecanismos del esfínter esofágico superior humano de apertura. Am J Physiol 1989; 257 (5 Pt 1): G748-59 PubMed

la red neuronal y mecanismos celulares: Jean A. cerebro de control de la deglución del tallo. Rev Physiol 2001; 81 (2): 929-69 PubMed

Jaradeh S. Neurofisiología de la deglución en el anciano. La disfagia 1994; 9 (4): 218-20 PubMed

Tracy JF, Logemann JA, Kahrilas PJ, et al. Observaciones preliminares sobre los efectos de la edad sobre la deglución orofaríngea. La disfagia 1989; 4 (2): 90-4 PubMed

Ekberg O, Feinberg MJ. Alteración de la función en los pacientes de edad avanzada tragar sin disfagia: hallazgos radiológicos en 56 casos. AJR Am J Roentgenol 1991; 156 (6): 1181-4 PubMed

Robbins J, Hamilton JW, Lof GL, et al. deglución orofaríngea en adultos normales de diferentes edades. Gastroenterología 1992; 103 (3): 823-9 PubMed

Nilsson H, Ekberg O, Olsson R, et al. Aspectos cuantitativos de la deglución en una población de edad avanzada nondysphagic. La disfagia 1996; 11 (3): 180-4 PubMed

Ren J, Shaker R, Kusano M, et al. Efecto del envejecimiento sobre el peristaltismo esofágico secundaria: presbyesophagus revisited. Am J Physiol 1995; 268 (5 Pt 1): G772-9 PubMed

Marik PE. neumonitis por aspiración y la neumonía por aspiración. N Engl J Med 2001; 344 (9): 665-71 PubMed

Winfield JB, MA Sande, Gwaltney Jr JM. La aspiración durante la [carta] sueño. JAMA 1973; 223 (11): 1288 PubMed

Huxley EJ, Viroslav J, Gray WR, et al. la aspiración faríngea en adultos normales y pacientes con depresión de la conciencia. Am J Med 1978; 64 (4): 564-8 PubMed

Gleeson K, Eggli DF, Maxwell SL. la aspiración cuantitativa durante el sueño en sujetos normales. Chest 1997; 111 (5): 1266-1272 PubMed

Addington WR, Stephens RE, Gilliland K, et al. tos inducida por el ácido tartárico y el nervio laríngeo superior potenciales evocados. Am J Phys Med Rehabil 1998; 77 (6): 523-36 PubMed

Katsumata U, Sekizawa K, Ebihara T, et al. Los efectos de envejecimiento en reflejo de la tos [carta]. Chest 1995; 107 (1): 290-1 PubMed

Addington WR, Stephens RE, Gilliland K, et al. La evaluación del reflejo de la tos laríngea y el riesgo de desarrollar neumonía después del accidente cerebrovascular. Arco Phys Med Rehabil 1999; 80 (2): 150-4 PubMed

Addington WR, Stephens RE, Gililand K, et al. La evaluación del reflejo de la tos laríngea y el riesgo de desarrollar neumonía después del accidente cerebrovascular: una comparación entre hospitales. Stroke 1999; 30 (6): 1203-7 PubMed

Wang HD, Nakagawa T, Sekizawa K, et al. reflejo de la tos en el [carta] noche. Chest 1998; 114 (5): 1496-7 PubMed

Mendelson CL. La aspiración del contenido gástrico hacia los pulmones durante la anestesia obstétrica. Am J Obstet Gynecol 1946; 52: 191-205 PubMed

Exarhos ND, Logan Jr WD, Abbott OA, et al. La importancia de pH y volumen de aspiración traqueobronquial. Dis Chest 1965; 47: 167-9 PubMed

du Moulin GC, Paterson DG, Hedley-Whyte J, et al. La aspiración de bacterias gástricas en los pacientes tratados con antiácidos-: una causa frecuente de la colonización postoperatoria de la vía aérea. Lancet 1982; I (8266): 242-5

Garvey BM, McCambley JA, Tuxen DV. Efectos de la alcalinización de la colonización bacteriana gástrica en pacientes críticamente enfermos. Med Care Crit 1989; 17 (3): 211-6 PubMed

Daniels SK, Brailey K, Priestly DH, et al. La aspiración en pacientes con accidente cerebrovascular agudo. Arco Phys Med Rehabil 1998; 79 (1): 14-9 PubMed

Daniels SK, Brailey K, Foundas AL. Lingual descoordinación y la disfagia después del accidente cerebrovascular agudo: análisis de la localización de la lesión. La disfagia 1999; 14 (2): 85-92 PubMed

Smithard DG, O’Neill PA, Inglaterra RE, et al. La historia natural de la disfagia después de una apoplejía. La disfagia 1997; 12 (4): 188-93 PubMed

Mann G, Hankey GJ, la función Cameron D. La deglución después del accidente cerebrovascular: pronóstico factores a los 6 meses. Stroke 1999; 30 (4): 744-8 PubMed

Pinto A, Yanai M, Nakagawa T, et al. Deglución reflejo en el [carta] noche. Lancet 1994; 344 (8925): 820-1 PubMed

Langmore SE, Terpenning MS, Schork A, et al. Factores predictivos de neumonía por aspiración: lo importante es la disfagia? La disfagia 1998; 13 (2): 69-81 PubMed

Kikawada M, Oyama T, Ogawa K, et al. La caracterización de lavado broncoalveolar en pacientes muy ancianos con enfermedad cerebrovascular. J Gerontol A Biol Sci Med Sci 2001; 56 (12): M771-4 PubMed

Kikawada M, Iwamoto T, Takasaki M, et al. La elevación de los neutrófilos y la interleucina-8 en el lavado broncoalveolar de pacientes de edad de edad con enfermedad cerebrovascular [carta]. J Am Soc Geriatr 2002; 50 (12): 2096-8 PubMed

Kobayashi H, Hoshino M, Okayama K, et al. Tragar y tos reflejos después de la aparición del accidente cerebrovascular [carta]. Chest 1994; 105 (5): 1623 PubMed

Teramoto S, T Matsuse, Ouchi Y. La significación clínica de la tos como un mecanismo de defensa o un síntoma en pacientes de edad avanzada con la aspiración y la aspiración bronquiolitis difusa [carta]. Chest 1999; 115 (2): 602-3 PubMed

Orlando RC. Vista general de los mecanismos de reflujo gastroesofágico. Am J Med 2001; 111 (8A): 174S-7S PubMed

Holloway RH, Hongo M, Berger K, et al. distensión gástrica: un mecanismo para el reflujo gastroesofágico posprandial. Gastroenterología 1985; 89 (4): 779-84 PubMed

Freidin N, Fisher MJ, Taylor W, et al. El sueño y el reflujo ácido nocturna en sujetos normales y pacientes con esofagitis por reflujo. Gut 1991; 32 (11): 1275-9 PubMed

Shaker R, Ren J, Podvršan B, et al. Efecto de las variables de envejecimiento y de bolo en la faringe y la función motora del esfínter esofágico superior. Am J Physiol 1993; 264 (3 Pt 1): G427-32 PubMed

Ferriolli E, Oliveira RB, Matsuda NM, et al. El envejecimiento, la motilidad esofágica y reflujo gastroesofágico. J Am Geriatr Soc 1998; 46 (12): 1534-7 PubMed

Laforce FM, Hopkins J, Trow R, et al. defensas orales humanos contra los bacilos gramnegativos. Am Rev Respir Dis 1976; 114 (5): 929-35 PubMed

LaForce FM, Thompson B, Trow R. Efecto de atropina en el aclaramiento oral de un coloide de azufre radiomarcado. J Lab Clin Med 1984; 104 (5): 693-7 PubMed

Palmer LB, Albulak K, Fields S, et al. El aclaramiento oral y orofaríngeo colonización patogénica en los ancianos. Am J Respir Crit Care Med 2001; 164 (3): 464-8 PubMed

RS Percival, Challacombe SJ, Marsh PD. Las tasas de flujo de reclinación conjunto y la saliva estimulada parótida en relación con la edad y el género. J Dent Res 1994; 73 (8): 1416-1420 PubMed

Ben-Aryeh H, Miron D, Berdicevsky I, et al. La xerostomía en los ancianos: prevalencia, diagnóstico, complicaciones y tratamiento. Gerodontology 1985; 4 (2): 77-82 PubMed

Gibson G, Barrett E. El papel de la función salivar sobre la colonización de la orofaringe. Dentista Spec Care 1992; 12 (4): 153-6 PubMed

Lehtonen L, J Eskola, Vainio O, et al. Los cambios en los subgrupos de linfocitos y la competencia inmunológica en edad muy avanzada. J Gerontol 1990; 45 (3): M108-12 PubMed

Sansoni P, Cossarizza A, Brianti V, et al. subgrupos de linfocitos y la actividad de las células asesinas naturales en los ancianos sanos y centenarios. Blood 1993; 82 (9): 2767-73 PubMed

Saltzman RL, Peterson PK. De la inmunodeficiencia de los ancianos. Rev Infect Dis 1987; 9 (6): 1127-1139 PubMed

Nakayama K, M Monma, Fukushima T, et al. respuestas de tuberculina y riesgo de neumonía en pacientes de edad avanzada inmóvil. Thorax 2000; 55 (10): 867-9 PubMed

Nakagawa T, Sekizawa K, Arai H, et al. Alta incidencia de neumonía en pacientes ancianos con infarto de los ganglios basales. Arch Intern Med 1997; 157 (3): 321-4 PubMed

Nakagawa T, Sekizawa K, Nakajoh K, et al. Silencio infarto cerebral: un riesgo potencial para la neumonía en los ancianos. J Intern Med 2000; 247 (2): 255-9 PubMed

Graybiel AM. Los neurotransmisores y neuromoduladores en los ganglios basales. Trends Neurosci 1990; 13 (7): 244-54 PubMed

Pernow B. Sustancia P. Pharmacol Rev 1983; 35 (2): 85-141 PubMed

Ujiie Y, Sekizawa K, Aikawa T, et al. La evidencia de la sustancia P como una sustancia endógena que causan tos en cobayas. Am Rev Respir Dis 1993; 148 (6 Pt 1): 1628-32 PubMed

Sekizawa K, Ebihara T, Sasaki H. Papel de la sustancia P en la tos durante la broncoconstricción en cobayos despierto. Am J Respir Crit Care Med 1995; 151 (3 Pt 1): 815-21 PubMed

Jia YX, Sekizawa K, Ohrui T, et al. La dopamina antagonista de los receptores D1 inhibe la deglución reflejo en cobayas. Am J Physiol 1998; 274 (1 Pt 2): R76-80 PubMed

Nakagawa T, Ohrui T, Sekizawa K, et al. El esputo sustancia P en la neumonía por aspiración [carta]. Lancet 1995; 345 (8962): 1447 PubMed

Ramsey DJ, Smithard DG, evaluaciones Kalra L. tempranos de la disfagia y el riesgo de aspiración en los pacientes con accidente cerebrovascular agudo. Stroke 2003; 34 (5): 1252-7 PubMed

Mann G, Hankey GJ, Cameron D. trastornos de deglución después del accidente cerebrovascular agudo: prevalencia y diagnóstico de la enfermedad. Cerebrovasc Dis 2000; 10 (5): 380-6 PubMed

Langmore SE. La evaluación de la disfagia orofaríngea: herramienta de diagnóstico, que es superior? Curr Opin Otolaryngol Head Neck Surg 2003; 11 (6): 485-9 PubMed

Davies AE, Kidd D, Stone SP, et al. sensación de la faringe y el reflejo nauseoso en sujetos sanos. Lancet 1995; 345 (8948): 487-8 PubMed

Leder SB. la VDF de la aspiración con el examen visual del reflejo de deglución y el movimiento velar. La disfagia 1997; 12 (1): 21-3 PubMed

Zaidi NH, Smith HA, Rey SC, et al. desaturación de oxígeno al tragar como un marcador potencial de la aspiración en el ictus agudo. Envejecimiento Age 1995; 24 (4): 267-70 PubMed

Teramoto S, Y Fukuchi, Ouchi Y. desaturación de oxígeno en la deglución en pacientes con accidente cerebrovascular: ¿qué significa? Envejecimiento Age 1996; 25 (4): 333-6 PubMed

Ebihara T, Sekizawa K, Nakazawa H, et al. La capsaicina y el reflejo de deglución [carta]. Lancet 1993; 341 (8842): 432 PubMed

Kobayashi H, Nakagawa T, Sekizawa K, et al. La levodopa y la deglución reflejo [carta]. Lancet 1996; 348 (9037): 1320-1 PubMed

Tomaki M, Ichinose M, Miura M, et al. Enzima convertidora de angiotensina (ACE) para la tos y la sustancia P. Thorax 1996 inducida por inhibidores; 51 (2): 199-201 PubMed

Nakayama K, K Sekizawa, Sasaki H. inhibidor de la ECA y la deglución reflejo [carta]. Chest 1998; 113 (5): 1425 PubMed

Arai T, Yasuda Y, Takaya T, et al. inhibidores de la ECA y asintomáticas [carta] disfagia. Lancet 1998; 352 (9122): 115-6 PubMed

Sekizawa K, Matsui T, Nakagawa T, et al. inhibidores de la ECA y [carta] neumonía. Lancet 1998; 352 (9133): 1069 PubMed

Arai T, Yasuda Y, Toshima S, et al. inhibidores de la ECA y la neumonía en personas de edad avanzada [carta]. Lancet 1998; 352 (9144): 1937-8 PubMed

Arai T, Yasuda Y, Takaya T, et al. inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, antagonistas del receptor de angiotensina II, y la neumonía en pacientes hipertensos de edad avanzada con un accidente cerebrovascular [carta]. Chest 2001; 119 (2): 660-1 PubMed

Nakagawa T, Wada H, Sekizawa K, et al. Amantadme y neumonía [carta]. Lancet 1999; 353 (9159): 1157 PubMed

Yamaya M, Yanai M, Ohrui T, et al. El tratamiento antitrombótico para la prevención de la neumonía [carta]. J Am Geriatr Soc 2001; 49 (5): 687-8 PubMed

Hankey GJ, Eikelboom JW. La homocisteína y la enfermedad vascular. Lancet 1999; 354 (9176): 407-13 PubMed

Clarke R, Smith AD, Jobst KA, et al. El folato, vitamina B12. y los niveles de homocisteína sérica total en la enfermedad de Alzheimer confirmada. Arco Neurol 1998; 55 (11): 1449-1455 PubMed

Fassbender K, Mielke O, Bertsch T, et al. La homocisteína en macroangiography cerebral y microangiopatía. Lancet 1999; 353 (9164): 1586-7 PubMed

Matsui T, Arai H, Yuzuriha T, et al. niveles elevados de homocisteína en plasma y el riesgo de infarto cerebral silente en las personas de edad avanzada. Stroke 2001; 32 (5): 1116-9 PubMed

Selhub J, Jacques PF, Wilson PW, et al. el estado de consumo de vitaminas y como determinaciones primarias de homocisteinemia en una población anciana. JAMA 1993; 270 (22): 2693-8 PubMed

La reducción de la homocisteína Trialists ‘Collaboration. Disminución de homocisteína en la sangre con suplementos a base de ácido fólico: metaanálisis de ensayos aleatorios. BMJ 1998; 316 (7135): 894-8

Sato E, Ohrui T, Matsui T, et al. La deficiencia de folato y el riesgo de neumonía en las personas mayores [carta]. J Am Geriatr Soc 2001; 49 (12): 1739-1740 PubMed

Finucane TE, Navidad C, Travis K. La alimentación por sonda en pacientes con demencia avanzada: una revisión de la evidencia. JAMA 1999; 282 (14): 1365-1370 PubMed

Parque RH, Allison MC, Lang J, et al. comparación aleatoria de gastrostomía endoscópica percutánea y la alimentación por sonda nasogástrica en pacientes con disfagia persistente neurológico. BMJ 1992; 304 (6839): 1406-9 PubMed

RM Strong, Condon SC, Solinger MR, et al. las tasas de aspiración y la igualdad de postpylorus intragástrico-colocados de pequeño calibre nasoentéricas tubos de alimentación: un estudio aleatorizado, prospectivo. JPEN J Parenter Enterai Nutr 1992; 16 (1): 59-63

Ciocon JO, Galindo-Ciocon DJ, Tiessen C, et al. Continua en comparación con el tubo de alimentación intermitente en los ancianos. JPEN J Parenter Enterai Nutr 1992; 16 (6): 525-8

Nakajoh K, Nakagawa T, Sekizawa K, et al. Relación entre la incidencia de neumonía y los reflejos protectores en los pacientes después del accidente cerebrovascular con la alimentación oral o por sonda. J Intern Med 2000; 247 (1): 39-42 PubMed

Yoneyama T, Yoshida M, Ohrui T, et al. cuidado oral reduce la neumonía en pacientes mayores en hogares de ancianos. J Am Soc Geriatr 2002; 50 (3): 430-3 PubMed

Yoshino A, Ebihara T, Ebihara S, et al. de atención y de riesgo diarias factores orales para la neumonía entre los pacientes de hogares de ancianos de edad avanzada. JAMA 2001; 286 (18): 2235-6 PubMed

Barker WH, Mullooly JP. Vacunación contra la gripe de las personas mayores: reducción de la neumonía e influenza hospitalizaciones y muertes. JAMA 1980; 244 (22): 2547-9 PubMed

Fukushima T, Nakayama K, Monma M, et al. Beneficios de la vacunación contra la gripe para los pacientes postrados en cama [carta]. Arch Intern Med 1999; 159 (11): 1258 PubMed

Sims RV, Steinmann WC, McConville JH, et al. La eficacia clínica de la vacuna neumocócica en el anciano. Ann Intern Med 1988; 108 (5): 653-7 PubMed

Sisk JE, Moskowitz AJ, Whang W, et al. Coste-efectividad de la vacunación contra la bacteriemia neumocócica en la población anciana. JAMA 1997; 278 (16): 1333-9 PubMed

Nichol KL, Baken L, Wuorenma J, et al. La salud y los beneficios económicos asociados con la vacunación antineumocócica de las personas mayores con enfermedad pulmonar crónica. Arch Intern Med 1999; 159 (20): 2437-42 PubMed

Ortqvist A, J Hedlund, Burman LA, et al. Aleatorios ensayo de la vacuna antineumocócica de polisacáridos capsulares de 23 serotipos en la prevención de la neumonía en personas de mediana edad y ancianos. La vacunación antineumocócica sueca Grupo de Estudio. Lancet 1998 Feb 7; 351 (9100): 399-403 PubMed

Finestone HM, LS-Greene Finestone. La medicina de rehabilitación: 2. El diagnóstico de la disfagia y su manejo nutricional para pacientes con accidente cerebrovascular. CMAJ 2003; 169 (10): 1041-4 PubMed

Kollef MH. La neumonía asociada a la ventilación mecánica: un análisis multivariado. JAMA 1993; 270 (16): 1965-1970 PubMed

Drakulovic MB, Torres A, Bauer TT, et al. la posición del cuerpo en posición supina como un factor de riesgo de la neumonía nosocomial en pacientes ventilados mecánicamente: un ensayo aleatorio. Lancet 1999; 354 (9193): 1851-8 PubMed

Matsui T, Yamaya M, Ohrui T, et al. posición sentada para evitar la aspiración en pacientes encamados. Gerontología 2002; 48 (3): 194-5 PubMed

Logemann JA, Kahrilas PJ, Kobara M, et al. El beneficio de la rotación de la cabeza de la disfagia faringoesofágico. Arco Phys Med Rehabil 1989; 70 (10): 767-71 PubMed

Mier L, Dreyfuss D, Darchy B, et al. Es la penicilina G un tratamiento inicial adecuado para la neumonía por aspiración? Una evaluación prospectiva utilizando un cepillo espécimen protegido y los cultivos cuantitativos. Intensive Care Med 1993; 19 (5): 279-84 PubMed

Informacion registrada

© Adis datos Información BV 2005

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...